Blogger news

martes, 11 de diciembre de 2012

Por quién doblan las campanas

Pleno centro de Madrid un domingo de diciembre. La gente curiosea en las tiendas de la capital, con las puertas abiertas de par en par. En la calle hace frio, mucho frio. Tanto que se te mete en los huesos si no vas bien abrigado. Una buena chaqueta, un par de guantes y el conjunto de bufanda y gorrito a juego es más que suficiente. Miles de personas disfrutan de los colores navideños, de los escaparates y de las funciones callejeras que amenizan el gélido paseo.
Los corrillos alrededor de los artistas son normales, pero hay, entre la multitud, uno que llama la atención. Sólo hay que ver las caras que rodean la escena. No es ningún artista. Tras toda esa gente que mira atónita hay un joven. Está sentado, apoyado sobre la pared. Llora de manera desconsolada. Suplica ayuda en voz baja. Está sufriendo, y lo hace porque no tiene nada que llevarse a la boca, y tampoco nada con lo que abrigarse de este frio atroz.

Site Search